dilluns, 11 d’abril de 2016

2614-COLAU NO PUEDE BURLAR LAS NORMAS PARA CONTRATAR

LA ALCALDESA de Barcelona, Ada Colau, llegó al poder prome­tiendo una nueva forma de hacer política, sin embargo está repro­duciendo las mismas prácticas de sus antecesores.
Colau se ha valido de una tre­ta legal impulsada por Xavier Trias para poder incorporar co­mo directivos a trabajadores ex­ternos del Ayuntamiento y si­tuarlos en puestos habitualmente ocupados por empleados públicos del Consistorio.
Los funcionarios de la casa ya ponen en duda la limpieza de los procesos de selección, puesto que, en varios de ellos, pese a haberse presentado más de 40 candidatos, los ganadores han acabado siendo trabajadores afi­nes al Gobierno de Barcelona, miembros de Barcelona en Co mú (BComú) o incluso candida­tos que ocuparon un puesto en la lista de Ada Colau para las elecciones municipales.
Esta circunstancia se suma a lo ocurrido con el nuevo código ético del Consistorio, que no ve­ta la contratación de familiares o cónyugues como cargos de confianza.

Colau venció en las eleccio­nes prometiendo atajar el nepo tismo y todas las vías que lo ha­cen posible, pero sus últimas decisiones están permitiendo que las puertas de entrada para incorporaciones irregulares o poco estéticas continúen abier­tas de par en par. La alcaldesa debe cerrarlas si quiere conser­var su credibilidad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada